Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Ventajas de llevar la cadena de suministro a la nube

  • Noticias y Actualidad

almacen cadena suministro

¿Tiene sentido gestionar la cadena de suministro en la nube? La respuesta es sí, ya que no sólo se optimiza el proceso de fabricación, sino que se simplifica la gestión de pedidos y el ciclo de compra. Con un software de gestión de la cadena de suministro en modalidad cloud podremos supervisar y ejecutar las tareas de almacén desde un único lugar.

Las empresas están apostando claramente por el software como servicio en detrimento de las soluciones tradicionales. Entre las ventajas de tener el ERP en la nube es que no necesita de mantenimiento ni actualizaciones, su coste es más barato debido a la flexibilidad de modelos de suscripción y se dispone de la seguridad del fabricante. En el caso del software de gestión de la cadena de suministro (SMC) en la nube, hay que añadir a esas ventajas otras más específicas lo convierten en la mejor opción. 

Gestión de inventario y costes

El SCM en modalidad cloud no pierde funcionalidad alguna en la cadena de suministro respecto al software tradicional: contempla todos sus procesos desde el fabricante al consumidor a través de plataformas colaborativas. Pero, además, podremos supervisar y ejecutar las tareas de almacén desde un único lugar, sabiendo en todo momento en qué punto nos encontramos. Nuestro inventario se volverá mucho más visible, mejorando la eficiencia y las pérdidas de stock mediante un soporte completo que se ocupe de las tareas básicas de reaprovisionamiento, recuento, ajustes o transferencias. Respecto a los costes, podremos acceder a vistas intuitivas del coste de nuestros artículos, pudiendo configurar según el negocio el método de coste, el nivel de cálculo, y sus análisis y márgenes a través de un panel de control centralizado.

Fabricación

Una de las grandes ventajas de llevar la gestión de la cadena de suministro a la nube es la gran mejora experimentada en el proceso de fabricación. Se ha simplificado esta operación, hasta el punto de poder ejecutarse en dos clics. Este flujo es completo e integra la fabricación estándar y no estándar.

Compras

Se ha optimizado el proceso de compra básicamente en tres aspectos: contamos con toda una biblioteca de contratos estándar que podremos utilizar de modo que se identifiquen fácilmente las desviaciones; el ciclo de compra se ha simplificado, automatizando las solicitudes con el pago y la coincidencia de facturas; y podremos gestionar a nuestros proveedores tanto calificándolos para futuras adjudicaciones, o intercambiando información a través de documentos compartidos.

Gestión de datos maestros de productos

Este puede no parecer un aspecto importante del negocio porque estamos acostumbrados a gestionarlo de manera demasiado interna. Pero si le damos una vuelta a la tuerca, puede ser el primer contacto con nuestro cliente, si presentamos la información de nuestros productos de forma comercial, más atractiva y “vendible”. Para ello, contamos con interfaces seguras que puedan vincular varios formatos de archivos para consolidar la información maestra de los artículos, que nos servirá como base para crear los catálogos a distribuir según los criterios elegidos. Esta información puede ser controlada en todo momento, no sólo a la hora de editarla, sino también de compartirla.

Gestión comercial y logística

A través de un control de etapas automatizada, se puede saber en qué punto exacto de la cadena de suministro se encuentra un envío en concreto. Con esta planificación, se pueden reducir los costes integrando en la cadena la colaboración de distintos partners. La gestión documental y de aduanas se facilita mucho gracias a los documentos compartidos entre transportistas, clientes y agentes.

Gestión de pedidos

La gestión de pedidos en la nube nos ofrece una solución multicanal del pedido al cobro, incluyendo la atención postventa al cliente. La consolidación de las ofertas y pedidos de todos los canales en los que operamos asignará de la forma más eficiente los recursos con los que contamos para satisfacer las peticiones de todos los clientes, priorizando siempre los retrasos que tengamos pendientes en el sistema.

Planificación de la cadena de suministro

Tan negativo es para nuestro negocio producir de más, como no poder abastecer los pedidos en firme. Un planificador es básico para equilibrar la demanda y la oferta y mejorar la capacidad de respuesta en toda la cadena de suministro. Este servicio en la nube permite observar las desviaciones y cambios que se producen respecto al plan, analizar las alternativas y volver a planificar en tiempo real con las nuevas variables.