Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Claves para cumplir con el registro de jornada de los empleados móviles

  • Noticias y Actualidad

empleado_trabajador_movilidad_cloud

A partir del 12 de mayo será obligatorio que las empresas registren la entrada y salida del puesto de trabajo, bajo pena de multa. Es importante buscar una solución para el total de los trabajadores, incluidos los que trabajan en remoto. Ya hay alternativas sencillas que permiten convertir el problema en una oportunidad.

El pasado 12 de marzo se publicó en el BOE un Real Decreto de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo, entre las que figura la obligación para las empresas de garantizar el control horario de las jornadas de los trabajadores, una medida que es aplicable a todos los empleados, incluidos los trabajadores en movilidad o teletrabajadores.

Para obtener más información pincha en este enlace

En virtud de lo establecido, es necesario controlar el cumplimiento de las horas estipuladas por contrato de cada empleado y las horas extras, teniendo en cuenta que el sistema debe estar operativo el 12 de mayo, que la información se debe almacenar durante cuatro años y debe estar a disposición del trabajador, de sus representantes legales y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Las empresas que incumplan esta ley podrán ser sancionadas.

Como señala un artículo de Con tu negocio, el empresario debe buscar una solución para el total de los trabajadores, y no solo para aquellos empleados están en una oficina o una fábrica durante una jornada laboral estricta. En muchas empresas hay flexibilidad horaria, y tanto los comerciales como los técnicos trabajan en movilidad, en las oficinas e instalaciones del cliente o teletrabajan. La norma no les excluye y existe la necesidad de controlar su jornada.

Se pueden plantear soluciones complejas con tornos para los empleados de la oficina y sistemas biométricos en los portátiles que controlen que los teletrabajadores están delante del ordenador. Pero no tiene sentido abordar una solución que suponga una inversión, debido al riesgo de que la normativa posterior flexibilice la medida o establezca algún tipo de mecanismo concreto que no sea compatible con la solución desplegada.

Existen soluciones en el mercado que permiten llevar un control horario con una simple aplicación en el móvil del empleado. Muchas de ellas controlan la ubicación en el momento del registro. Casi todas ellas se pagan mediante una cuota mensual y se puede empezar utilizarlas de forma inmediata sin realizar inversión alguna, salvo la disponibilidad de los móviles por parte de los empleados. Optar por una solución de este tipo permite cambiar en un futuro, sin ningún quebranto económico, si la norma se desarrolla.

Hay, por tanto, alternativas sencillas y podemos tratar de convertir un problema en una oportunidad. Es la ocasión de revisar las formas de trabajo y usar esta tecnología no solo para cumplir con el requisito legal, sino también para mejorar la productividad.

Para obtener más información pincha en este enlace