Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Control horario: aspectos clave para evitar las sanciones

  • Noticias y Actualidad

control horario

Las empresas españolas de todo tipo y tamaño deben estar ya amoldadas a esta nueva legislación, que les exige reflejar la hora exacta de entrada y salida del puesto de trabajo, y conservar los registros horarios durante los cuatro años siguientes a su creación. Lo más aconsejable es contar con la ayuda de la tecnología.

El registro y control horario de la jornada laboral es legalmente obligatorio, e implica el registro fidedigno obligatorio de los horarios de trabajo de cada recurso en todas las empresas del territorio español. Se trata pues de una normativa a la que han de acogerse todas las empresas y todos los trabajadores, independientemente del tipo de jornada que lleven a cabo. En el caso de las empresas de horario flexible, o de los trabajadores en remoto, la normativa se aplica igualmente.

El registro ha de ser fehaciente en cuanto a que ha de reflejar la hora exacta de entrada y salida del puesto de trabajo. Todo aquel cómputo de tiempo registrado que exceda la jornada estipulada será considerado horas extraordinarias. La empresa está obligada a conservar los registros horarios durante los cuatro años siguientes a su creación. Durante su conservación, deberán ser accesibles a los empleados y representantes de los trabajadores, previa autorización de la empresa. Por supuesto, ha de facilitarse el acceso tanto a la Seguridad Social como a la Inspección de Trabajo a efectos desempeñar su labor de supervisión.

A día de hoy, el período de adaptación está más que superado, y la Inspección de Trabajo tiene libertad para comenzar a supervisar registros horarios. Para aquellas empresas que incumplan la norma las sanciones serán proporcionales a la gravedad de las infracciones y podrán incrementarse en caso de incumplimiento reiterado. De esta manera, las sanciones oscilarán entre los 626 y los 6.250 euros.

La legislación establece que cada organización ha de escoger el método que mejor se adapte a sus necesidades. Eso sí, los registros han de ser 100% fiables de cara a cualquier tipo de inspección, la metodología empleada ha de adaptarse a las peculiaridades horarias de la empresa en cuestión; y, sobre todo, debe asegurar a la compañía el cumplimiento estricto de la legislación. Así, y para llevar a cabo todos estos objetivos, lo más aconsejable es contar con la ayuda de la tecnología. Existen numerosas soluciones en el mercado que permiten a los usuarios llevar a cabo esta labor, como a3gestión del tiempo de Wolters Kluwer, una solución que, aparte de dar respuesta a la legislación de registro horario, supone un apoyo para el desempeño de la actividad de cualquier empresa y despacho y constituye un impulso en términos de productividad, puesto que ayuda a las empresas a implantar turnos más flexibles, facilitar la conciliación laboral y familiar o poner en práctica planes de incentivos o de equidad, así como llevar una planificación horaria que garantiza una toma de decisiones más ágil y acertada.