Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El software empresarial acaparará gran parte del gasto en TI

  • Noticias y Actualidad

inversion empresa

A pesar de la incertidumbre alimentada por los rumores de recesión, Brexit, guerras comerciales y aranceles, Gartner espera que el gasto en TI se mantenga estable en 2019. Los CIO continúan reequilibrando sus carteras de tecnología, cambiando las inversiones de capacidades on-premise a off-premise.

Se espera que el gasto mundial en TI alcanzará 3,74 billones de dólares en 2019, registrando un aumento del 0,6% en comparación con 2018, según el último pronóstico de Gartner. Esta nueva previsión está ligeramente por debajo del pronóstico anterior que estimaba un crecimiento del 1,1%.

"A pesar de la incertidumbre alimentada por los rumores de recesión, Brexit, guerras comerciales y aranceles, esperamos que el gasto en TI se mantenga estable en 2019", apunta John-David Lovelock, vicepresidente de investigación de Gartner. "Si bien hay una gran variación en las tasas de crecimiento a nivel nacional, prácticamente todos los países seguidos por Gartner experimentarán un crecimiento en 2019. A pesar de la guerra arancelaria en curso, se pronostica que el gasto de TI en América del Norte crecerá un 3,7% en 2019 y el gasto de TI en China aumentará un 2,8%".

Aunque una recesión económica no es un escenario probable para 2019 o 2020, el riesgo es actualmente lo suficientemente alto como para justificar la preparación y la planificación. Los directores generales de tecnología y los directores de productos deben planear la combinación de productos y los modelos operativos que posicionarán de manera óptima las carteras de productos en caso de que ocurra una recesión.

El mercado de software empresarial experimentará el mayor crecimiento en 2019, alcanzando los 457.000 millones, un 9% más en comparación con los 419.000 millones ingresados en 2018. Los CIO continúan reequilibrando sus carteras de tecnología, cambiando las inversiones de capacidades on-premise a off-premise.

A medida que la nube se vuelve cada vez más común en los próximos años, influirá cada vez más en las decisiones de TI empresariales, en particular en la infraestructura de sistemas. Antes de 2018, la mayor parte de la oportunidad en la nube había estado en el software de aplicaciones y la externalización de procesos empresariales. A lo largo de este período de pronóstico, se expandirá para cubrir segmentos adicionales de software de aplicaciones, incluidas suites de oficina, servicios de contenidos y servicios de colaboración. "El gasto en segmentos de tecnología antigua, como el centro de datos, continuará cayendo", afirma. Lovelock.