Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La importancia clave de un CRM para una pyme en época estival

  • Noticias y Actualidad

CRM gestion empresa

Un CRM puede registrar información de llamadas, emails y reuniones de cada cliente, una información que se queda guardada de manera cronológica y está accesibles a un sólo clic en la ficha de ese cliente. Se calcula que un CRM ayuda a aumentar la productividad de las empresas en un 50%.

Son muchas las empresas en las que la mayoría de los trabajadores cogen vacaciones en julio o agosto, lo que hace que queden vacías y la productividad baje. No obstante, desde hace unos años, muchas pymes intentan mantenerse activas y hacer turnos de vacaciones para no cerrar, pero una mala organización hace que los que están trabajando no puedan resolver ciertos problemas y haya que esperar a que vuelva el compañero. Afortunadamente, la tecnología ha dado solución a estos problemas estivales, y, más concretamente, un software de gestión de relaciones con clientes (CRM).

Un CRM puede registrar todas las conversaciones que se tengan con un cliente, ya sea por email, llamadas, reuniones, etc., así como notas privadas y actividades realizadas o pendientes por hacer. Toda la información se queda guardada de manera cronológica y está accesible a un sólo clic en la ficha de ese cliente. De forma que, en vacaciones, cualquier compañero puede acceder a tu información y sustituirte.

Antes de existir los CRM, quienes se iban de vacaciones tenían que dejar reportes de su trabajo que en muchos casos consisten en escribir documentos, reenviar emails y hacer una reunión para contar todos los detalles de la relación con cada cliente. Esto supone que, aunque la empresa no cerrase, todos sus trabajadores dedicaban al menos un par de jornadas a dejar todo listo para pasárselo al compañero. Un CRM facilita el intercambio de tareas e información.

El CRM ayuda a la optimización de procesos internos y aumenta la capacidad de análisis y gestión, ayudando a aumentar la productividad de las empresas en un 50%. Estas aplicaciones de gestión ayudan a organizar el día a día, pero también a que cualquier persona de la empresa pueda retomar la actividad de otra cuando se va de vacaciones o se produce una baja, sin que quede ninguna tarea sin hacer.

La atención al cliente es más exhaustiva ya que ninguna de las peticiones o preguntas quedan sin contestar. Las pymes se han dado cuenta de la importancia de la organización interna y actualmente invierten y apuestan por todo avance que les pueda ayudar en su gestión tanto interna como con clientes.