Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Wolters Kluwer facilita el trabajo de los abogados colegiados en el ICAM

  • Noticias y Actualidad

GMV Sector Legal

El acuerdo alcanzado en el marco del Proyecto de 'Abogacía Digital ICAM' cubre con garantías todas las necesidades del abogado para ejercer su profesión, incluyendo un espacio para trabajar y un equipo informático con todos los programas que necesita. 77.000 letrados se beneficiarán del acuerdo.

Wolters Kluwer España ha firmado un acuerdo con el Colegio de Abogados de Madrid (ICAM), para la puesta en marcha del Proyecto de ‘Abogacía Digital ICAM’, diseñado para satisfacer todas las necesidades del abogado para ejercer su profesión.

A través de Abogacía Digital ICAM los letrados tendrán acceso a un espacio para trabajar (coworking en Plaza Castilla) con la posibilidad de reservar despachos y salas de reuniones, secretaria y otros servicios; un equipo informático equipado con todos los programas que necesita para hacer su trabajo, incluyendo una base de datos personalizada, Office Business, colección de textos legales actualizados al momento, etc.; y la posibilidad de virtualizar las herramientas de trabajo para que estén siempre disponibles. Además, esta solución incluye soporte técnico, asesores personales, garantía y todo el mantenimiento incluido.

Para Vicente Sánchez, CEO de Wolters Kluwer España y Portugal, “facilitar el trabajo de los más de 77.000 abogados colegiados en el ICAM está en plena sintonía con el propósito de la división Legal de Wolters Kluwer de ayudar a crear una sociedad más justa, segura y transparente a través de la innovación tecnológica y los contenidos más rigurosos y actualizados del mercado”.

Por su parte, José María Alonso, decano del ICAM, ha señalado que el proyecto “significa un nuevo impulso para ‘Espacio Abogacía’ en su doble vertiente; por un lado, la de afianzar un área de coworking a disposición de los compañeros que durante tanto tiempo la habían reclamado; por otro, la de orientar el Colegio, sus acciones, sus actividades y sus servicios hacia un futuro en el que la tecnología desempeña un papel crucial”.